Crónica, E-bikes

Bicimoto y bicicleta eléctrica: ¿cómo diferenciarlas?

Por el periodista Osvaldo Calderón. 
Contacto: ocabo86@gmail.com

Un año antes del impacto de la pandemia en Costa Rica, 15 de marzo de 2019, regresaba a mi casa en bicicleta eléctrica luego de una jornada de nueve horas en el trabajo anterior, en Llorente de Tibás, cuando vi a un hombre llamado Fernando. No recuerdo sus apellidos.

Él conducía una bicimoto y fácilmente me adelantó al subir la difícil calle Martínez en el sentido Dulce Nombre de La Unión — Ochomogo. Su vehículo era más rápido.

El hecho de haberme rayado significó asombro y tiempo valioso para poder sacar el celular y grabarlo mientras se alejaba por un pequeño trayecto.

A pesar de pedalear en modalidad turbo, para mí era difícil alcanzarlo, ya que mi velocidad máxima era de unos 12 km/h (realmente rápido para ser una cuesta).

Sin embargo, para dicha mía y de ustedes, su motor pidió descanso justo antes del desvío al centro de eventos Juan XXIII, en Dulce Nombre, como muestro a continuación.

Video 1/2:

Fernando subía la empinada calle Martínez en marzo de 2019. Video: Osvaldo Calderón

Topé a Fernando, quien esperó unos 10 minutos para que el motor de su vehículo se refrescara. Fue en ese momento cuando hablamos de su viaje de Cartago a Tarbaca, ida y vuelta, un recorrido de unos 70 kilómetros, en promedio (35 por sentido), como se observa en la siguiente captura de pantalla:

Tres rutas distintas entre Cartago y Tarbaca promedian unos 35 kilómetros por tiro. Captura de pantalla de Google Maps.

Su experiencia no fue tan agradable, según me detalló, ya que tuvo que detenerse debido a lo caliente que se ponía su motor. Además, el fuerte sonido que producía y el humo fueron factores desequilibrantes en un viaje tan duradero.

Electricidad. 

Mucho me han preguntado acerca de la experiencia que tuve con respecto al uso de una bicicleta eléctrica Cube durante el 2019 para desplazarme entre El Guarco y Tibás y las preguntas saltan en las conversaciones más recientes: ¿cuán gato hay que ser para andarla? o ¿es mejor hacerse de una bicimoto para realizar desplazamientos?

Cube es una marca de bicicletas del municipio de Waldershof, Baviera, Alemania. Fotografía: Osvaldo Calderón

Para nada gato, debido a que andar en una e-bike es igual que en una convencional: siempre se pedalea, se agita y se suda si eso es lo que se quiere (en la asistencia más económica). O lo contrario, se anda tranquilo y no se suda, ni siquiera en las cuestas (en la asistencia más potente).

Al forzar a un pedaleo constante, la electricidad es valiosa para mantenerse activo todos los días. 

Convertir una bicicleta convencional en bicimoto es algo económico. Según me comentó Fernando, él invirtió 60 mil colones y horas de su tiempo, ya que conocía la manera para desarrollar el modelo visto en la fotografía principal de este artículo.

La mayor incertidumbre está relacionada con el tema del pedaleo. Parece que esa resulta ser una de las grandes inquietudes de quienes se quieren decidir por dejar en el olvido al carro, al bus o al tren.

En una bicicleta eléctrica se pedalea siempre porque lo que hace el generador es asistir la energía humana —adquirida a través de los alimentos— con una inyección de electricidad.

En el vehículo motorizado, por el contrario, se pedalea al inicio para darle potencia al pequeño motor de combustión interna y luego se descansa como se observa en seguida.

Video 2/2:

¿Bicimoto o bicicleta eléctrica? Video: Osvaldo Calderón

Como vimos en la nota anterior, titulada “Ciclistas: un repaso a la Ley de Tránsito…”, una bicimoto es “un vehículo de dos ruedas con motor térmico de cilindrada no superior a 50 centímetros cúbicos”.

Conclusiones.

Mucho tiene que ver cuánto se puede invertir. Sin embargo, lo cierto es que una bicicleta eléctrica le permite a una persona poder acomodarse a este estilo de vida tan saludable, silencioso y amigable con el ambiente. 

Un recibo de electricidad sube unos 2 mil colones por cargar la batería durante cinco horas por 20 noches al mes, según mi experiencia en 2019. 

No existe un riesgo inminente por explosión de un tanque de gasolina en medio de nuestras piernas.

Si bien, una bicimoto es una solución rápida y económica al tema de la movilización urbana, es ruidosa, contaminante y su motor puede calentarse con frecuencia, lo que deriva en viajes interrumpidos.

Como he mencionado anteriormente, el costo de una bicleta eléctrica se paga al ahorrar desembolsos por conceptos de (1) combustible, (2) pasajes de bus o tren, (3) viajes en taxi, (4) gimnasio y (5) medicamentos. Esos últimos, al visualizar una mejor calidad de vida.

Fin.

Lea más artículos de este blog:

Ciclistas: un repaso a la Ley de Tránsito para sacar 100 en el test diario de las calles

Avena, agua y su hija: el combustible del repartidor de comida que recorre hasta 100 km diarios en bicicleta

Cube 20 pulgadas: la bicicleta eléctrica que ‘habla’

La comida de su mamá es parte de los secretos para ganar Vuelta a Costa Rica: semblanza a Daniel Bonilla Quirós

Mi experiencia anual en una bici eléctrica Cube incluyó viajar de noche entre San José y Cartago

Así probé Ruta de los Conquistadores con una bicicleta eléctrica Cube

¿Querían Tour de Francia? Con granizada, ciclistas ‘calientan’ en el Dauphiné

Pulsera AiD ‘habla’ por uno en caso de accidente: siempre la uso, pero espero nunca al 100%

¿Qué es gravel bike? Bicicleta suiza BMC quiere rodar por toda Costa Rica

Posts Relacionados

Deja una respuesta