Seis consejos para el ajuste longitudinal del sillín de tu bicicleta

Seis consejos para el ajuste longitudinal del sillín de tu bicicleta

Saber calcular correctamente el ajuste del sillín de tu bici puede traer muchos beneficios para tu rendimiento como ciclista. Un buen ajuste en la altura y la posición del sillín reducirá las molestias al pedalear y evitará que las lesiones en las rodillas aparezcan fácilmente.

No basta solamente con tener la altura correcta, ya que la posición o el ajuste longitudinal del asiento juega un papel fundamental para la comodidad de cualquier deportista.

Hace algunos días hablábamos sobre cómo calcular la altura correcta del sillín de tu bicicleta. Pues bien, como complemento a este importante artículo, traemos algunos consejos prácticos para que calcules el ajuste horizontal de tu asiento.

Ubica tu bici sobre un punto fijo para comenzar el ajuste.
Ubica tu bici sobre un soporte fijo para comenzar el ajuste. Si no tienes soporte pide a alguien que te sostenga. Imagen: solobici

Una vez hayas calculado la posición correcta entre el sillín y el centro de la biela, deberás identificar si tu asiento tiene el ajuste longitudinal adecuado.

Para determinar dicha medición tendrás que ubicar tu bicicleta sobre un soporte fijo como un rodillo o pedirle a alguna persona que la sostenga mientras haces el proceso.

Cuando tu bici esté sobre un punto fijo debes montarte en ella y ubicar tus pies en los pedales. Recuerda que ambas bielas deben tener una posición horizontal, es decir, paralela al suelo.

Puedes tomar como punto de referencia el pie y la biela derecha que en este caso irían delante respecto al pie y la biela izquierda que irían atrás.

Ahora observa tu pierna derecha y cerciórate de que la parte externa de la rotula o la parte más sobresaliente de tu rodilla forme una línea recta con el final de la biela.

¿Y si utilizo una plomada?

Para entenderlo de una manera mucho más sencilla vamos a utilizar una herramienta muy útil: la plomada.

La plomada es un instrumento formado por una pequeña pesa de metal o hierro que cuelga de una delgada cuerda y sirve para formar una línea vertical.

Toma la cuerda de la plomada y ubícala sobre la parte externa de la rótula. Deja que el peso caiga y fíjate si la cuerda cae sobre el borde final de la biela.

Utiliza una plomada y ubícala desde la rotula hasta el final de la biela como lo indica la foto. Imagen: maillot

Sí efectivamente la cuerda de la plomada forma una línea recta entre la rotula y el borde de la biela quiere decir que el ajuste longitudinal de tu sillín es el adecuado.

Si por su parte a la cuerda le faltan algunos centímetros para rozar la biela deberás regular la medida de tu sillín porque esto quiere decir que algo anda mal.

¿Qué hacer en esos casos?

Tendrás que regular la ubicación del sillín para alcanzar el ajuste adecuado. Cuando la cuerda de la plomada queda unos centímetros más adelante del borde de la biela tendrás que coger tu asiento y tirarlo hacia atrás unos cuentos centímetros hasta que la cuerda cace perfectamente con el borde de tu biela.

Haz lo propio cuando la cuerda quede por detrás de biela: tira el sillín hacia adelante hasta que formes la línea recta.

¿Se puede alterar la medida de la altura de mi sillín?

Si necesitas hacer una variación longitudinal de tu asiento que requiera moverlo varios centímetros hacia adelante o hacia atrás, es probable que se altere la medida adecuada de la altura de tu sillín.

Por tal motivo, cuando realices, regules o modifiques la posición horizontal del asiento, deberás cerciorarte de que la distancia entre el sillín y el centro de la biela conserve la medida inicial.

Ahora enfócate en la posición del sillín

Luego de hacer el ejercicio practico con la plomada tendrás que concentrarte en la posición del sillín. Bájate de la bici y asegúrate de que el asiento mantenga una posición horizontal adecuada.

En este aspecto debes ser muy riguroso porque la posición no admite inclinaciones o desniveles.

Ten en cuenta que hay algunas bicis que llevan sillines planos y otras tienen algunas curvaturas o profundidades, por lo que regular su medida puede variar e incluso tornarse complicado.

¡Pero tranquilo! Tenemos la solución para sillines con curvatura: utiliza una regla y ubícala sobre el asiento que tiene profundidades.

Ahora bien, puedes utilizar un nivel que es un instrumento de medición que se utiliza para determinar la horizontalidad de cualquier elemento; en este caso nuestro sillín.

Cerciórate que la burbuja interna del tubo transparente se ubique de manera simétrica entre las dos marcas. Sí es así quiere decir que tu sillín conserva un ajuste longitudinal adecuado. Si no lo es deberás corregir la inclinación que afecta la medida.

¿Cómo ubicar el sillín en la tija?

Ya vamos completando uno a uno los pasos recomendados del ajuste longitudinal y no podemos terminar estos tips sin mencionar la posición del asiento respecto a la tija o el eje donde va ubicado.

Procura ubicar los soportes del sillín en una posición centrada sobre la tija para que el peso de nuestro cuerpo se distribuya mejor y sea menos sensible a fuertes impactos.

Recuerda que estas medidas son las recomendadas para alcanzar un buen rendimiento en las pistas; sin embargo, éstas pueden varias según tus necesidades.

Pon en práctica estos consejos y consigue mayor comodidad en tus caminos. No hay excusas, ¡A PEDALEAR!
Fuente: http://www.mundobici.co/blog/seis-consejos-para-el-ajuste-longitudinal-del-sillin-de-tu-bicicleta/

¿Puede Froome correr el Giro así esté involucrado en un caso de dopaje?

¿Puede Froome correr el Giro así esté involucrado en un caso de dopaje?

El controvertido ciclista británico, Chris Froome, correrá la edición 101 del Giro de Italia en medio del escándalo por doping producto de un supuesto exceso de Salbutamol durante la vuelta a España en 2017.

Será la tercera aparición del corredor inglés en la competencia italiana. Ya lo había hecho en las ediciones de 2009 donde terminó en la posición 36 y en 2010 donde fue descalificado por agarrarse a un auto para superar la etapa de Mortirolo.

El ciclista reaparece en el giro tras ocho años de ausencia y su regreso coincide, lamentablemente, con el momento más duro de su carrera deportiva: las acusaciones por dopaje durante la Vuelta a España en 2017.

El cuatro veces campeón del Tour de France, buscará batir en carretera a cinco firmes candidatos que amenazan con desplazar su favoritismo en el Giro; se trata de los corredores Tom Dumoulin, Fabio Aru, Miguel Ángel ‘Superman’ López, Esteban Chávez y Thibaut Pinot.

Sin embargo, el ciclista británico no solo tendrá que superar la posición de sus competidores en la alta montaña, sino también la compañía no grata del fantasma del doping.

Recordemos que Froome enfrenta una investigación por un supuesto abuso en el uso de una sustancia conocida como Salbutamol, que es utilizada, según el Sky, para contrarrestar los síntomas negativos del asma que padece el corredor inglés.
La Unión Ciclística Internacional admite que tiene conocimiento sobre el uso de Salbutamol por parte del líder del Sky; sin embargo, la UCI solo permite a los ciclistas utilizar esta sustancia en cantidades que no superen los 1600 ng/ml por cada veinticuatro horas o los 800 ng/ml por cada doce.

En el último informe presentado por la UCI se conoció que Froome había marcado un control anormal en el broncodilatador Salbutamol. Al británico se le detectaron 2000 ng/ml, una medida que supera claramente el limite permitido y que viola la reglamentación vigente.

Ante estos hechos, la UCI decidió iniciar la investigación correspondiente para determinar si en efecto se trata de un posible caso de dopaje con el objetivo de favorecer su rendimiento en las carreras.

La noticia, que en su momento generó todo tipo de suspicacias, planteó una pregunta de fondo: ¿Puede Froome correr el Giro y el Tour a pesar de estar involucrado en un escándalo de doping?

La investigación que busca esclarecer la culpabilidad del ciclista sigue su curso en los laboratorios. Los análisis de las muestras recolectadas se encuentran en fase de instrucción, razón por la cual era evidente que no se iba a encontrar una respuesta clara antes del inicio de la edición 101 del Giro de Italia.

El panorama es favorable para el líder del Sky ya que el reglamento de la UCI le otorga al pedalista la posibilidad de seguir compitiendo en carreras profesionales debido a que la naturaleza de la sustancia que ingirió no le significa una suspensión provisional.

David Lappartient, presidente de la UCI

En la rueda de prensa realizada antes del inicio del Giro, Froome aseguró que no hizo nada mal respecto al control anormal de dopaje durante la última Vuelta a España.

“Entiendo que todo el mundo tiene derecho a opinar, es algo perfectamente comprensible, y entiendo también que mucha gente esté frustrada por la falta de información”, explicó el británico en Jerusalén.

Las declaraciones se produjeron luego de que el ciclista holandés Tom Dumoulin criticara la participación del corredor en el Giro.

“Es su decisión estar aquí. Ya lo dije antes, mi equipo forma parte del MPCC (Movimiento por un Ciclismo Creíble) y si yo estuviera en su misma situación, no estaría aquí”, afirmó Dumoulin en la conferencia de prensa.

Recordemos que el duelo Dumoulin vs Froome parece ser uno de los “mano a mano” más atractivos que tendrá el Giro de Italia en su edición 101. Sin embargo, lo que debe sortearse en la montaña ya fue calentado por los ciclistas en los micrófonos.

El líder del Sky espera la decisión final del tribunal antidopaje de la UCI que podría decretar una suspensión de varios meses en los campeonatos profesionales. El fallo del ente rector pondría en riesgo no solo sus títulos, sino que ocasionaría que su reputación de gran corredor y campeón se desmorone estrepitosamente.

La ASO, entidad encargada de la organización del Tour de France, afirma que, si bien Froome participará en el Giro, la UCI deberá establecer un fallo definitorio antes de julio o de lo contrario el corredor podría quedar descalificado para afrontar la carrera más importante del mundo: el Tour de France.

El británico va por el único titulo que le falta: el Giro de Italia. De lograrlo ajustaría la victoria de las tres grandes carreras de la temporada de manera consecutiva. ¿Le luce la ‘Maglia Rosa’ a Froome? Imagen: eurosport
El británico va por el único titulo que le falta: el Giro de Italia. De lograrlo ajustaría la victoria de las tres grandes carreras de la temporada de manera consecutiva. ¿Le luce la ‘Maglia Rosa’ a Froome? Imagen: eurosport

Pese a la polémica que suscita el caso, Froome es consciente de que solo le hace falta ganar el Giro de Italia para completar el titulo de las tres grandes carreras de manera consecutiva.

A pesar de que el fantasma del doping lo acompañe en la montaña, Christopher Froome, seguramente, apelará a su condición de escalador para devorar la península italiana y colgarse el único color de camisa que le hace falta: el rosa.

Tomado de:bicimundo.com

Cascos de bicicleta ABUS – Protección eficaz para su cabeza

Cascos de bicicleta ABUS – Protección eficaz para su cabeza

Los estudios siempre demuestran que: Llevar un casco de bicicleta reduce el riesgo de lesiones en la cabeza en caso de accidente. Cada vez más ciclistas lo reconocen y se hacen adeptos del casco de bicicleta, no solo para hacer deporte, sino, precisamente, en el día a día. Los cascos actuales de ABUS destacan particularmente por sus materiales de calidad, su vanguardista proceso de producción y su profesional diseño.

Desde cascos para bebés y niños, pasando por cascos urbanos para ir a la compra o para el trayecto a la oficina, hasta cascos deportivos de altas prestaciones: ABUS ofrece innovadores cascos de bicicleta con una buena ventilación, gran comodidad de uso y adaptación individual a cada cabeza. Además, su luz trasera integrada añade un plus de seguridad a muchos cascos infantiles y urbanos.

Los cascos de bicicleta de ABUS pueden salvarle la vida.

Casco de bicicleta Moventor
Fabricado en molde para una unión duradera del casco exterior con el material antigolpes del casco (EPS)
Compatibilidad con el pelo recogido en una coleta: casco adecuado para utilizar con trenza
Buena ventilación a través de los 5 orificios de entrada y los 7 de salida de aire, unidos a través de canales de circulación
Semicierre, con sistema de ajuste con anilla de plástico incorporada para una estabilidad y ajuste óptimos
Protección del borde inferior: protege el casco de agresiones externas
ActiCage: refuerzo de la estructura integrado en el EPS para la optimización de la estabilidad
Zoom Ace: sistema de ajuste de precisión con rueda de ajuste manual para una adaptación personalizada

Mejora del rendimiento con bicarbonato de sodio: cómo funciona y cómo hacerlo

Mejora del rendimiento con bicarbonato de sodio: cómo funciona y cómo hacerlo

¿Cómo funciona el bicarbonato de sodio, ese ingrediente para cocinar en el hogar, en un contexto deportivo y qué tan efectivo es?

¿Qué es el bicarbonato de sodio y qué lo convierte en un suplemento deportivo potencial?

LEVADURA EN POLVO

La mayoría de nosotros piensa en el bicarbonato de sodio como el material que usas en la cocción como agente de crianza. El bicarbonato de sodio en sí mismo es alcalino y reaccionará con los ácidos para neutralizarlos. Por esta razón, a menudo se lo conoce en términos biológicos como un amortiguador, una sustancia que puede prevenir (o amortiguar contra) un aumento de la acidez cuando aumenta la cantidad de un ácido.

En un contexto deportivo, el bicarbonato de sodio que tragas se absorbe en la sangre, lo que aumenta la cantidad de bicarbonato de sangre y disminuye su acidez (elevando su pH). Esto actúa como un amortiguador para la sangre contra el aumento de la acidez que resulta cuando los iones de hidrógeno (producidos junto con el lactato) se forman durante el ejercicio de alta intensidad (anaeróbico).

En resumen, más bicarbonato en la sangre significa que puedes producir más lactato con un aumento menor en la acidez de la sangre. Esto teóricamente aumenta tu capacidad de ejercicio a intensidades muy altas.

BICARBONATO DE SODIO Y DEPORTE

El concepto de amortiguadores para el rendimiento deportivo no es en absoluto nuevo. La investigación sobre la manipulación de la acidez y el rendimiento de la sangre se remonta a finales de la década de 1920. Más recientemente, la investigación sobre el bicarbonato de sodio como un suplemento deportivo despegó en la década de 1980, y los estudios encontraron mejores resultados en carreras de atletismo de 400m y 800m.

Desde entonces, el bicarbonato de sodio se ha estudiado en numerosos deportes en los que la acidez muscular y sanguínea puede ser un factor limitante del rendimiento: deportes como el remo, carreras de media distancia, natación y esfuerzos de esprint repetidos en deportes de equipo.

En el ciclismo, gran parte del enfoque ha estado en la pista, debido a la corta duración y la naturaleza de alta intensidad de los eventos. Y hay varios estudios que muestran un rendimiento mejorado durante los esfuerzos de alrededor de uno a cuatro minutos. Las mejoras parecen estar alrededor del 3% de la producción de potencia promedio durante los esfuerzos de alrededor de tres o cuatro minutos.

En cuanto a la carretera, los estudios de esfuerzos más largos que se asemejan a las carreras de carretera en general no han demostrado los beneficios de rendimiento. Pero, ¿qué pasa con los esfuerzos de alta intensidad que se producen al final de una hora (o más) de rodaje de menor intensidad? Este tipo de patrón se ve a menudo en el extremo puntiagudo de un carrera corta preparándote para un sprint o un ataque cuesta arriba hacia la meta.

Hay menos estudios en esta área, pero hay sugerencias de que el bicarbonato de sodio puede ser efectivo en ciertos escenarios.

En primer lugar, los esfuerzos de alta intensidad tienen que ser lo suficientemente duros como para que la producción de lactato y el consiguiente aumento de la acidez de los músculos y la sangre limite el rendimiento. Tienes que tener suficiente energía al final de una carrera para producir ese tipo de potencia. El otro factor a considerar es que el bicarbonato llega a su punto máximo en la sangre alrededor de 1 a 3 horas después de consumirlo, antes de volver a los niveles previos a la suplementación.

Entonces, si corres durante varias horas, entonces consumir bicarbonato antes de una carrera puede ser demasiado temprano para que tenga algún efecto beneficioso.

¿CUÁNTO TOMAR?

En ese sentido, ¿cuánto, cuándo y cómo tomas bicarbonato de sodio? La dosis óptima para proporcionar un beneficio al rendimiento es de alrededor de 0.3 gramos por kilogramo de peso corporal. Entonces, para un ciclista de 70 kg, es 0.3 x 70 = 21 gramos o 21.000 mg. Esta cantidad se puede controlar usando cápsulas de una cantidad conocida (disponibles en las farmacias) o pesando el bicarbonato en polvo (el que usas para cocinar) y tomándolo con agua.

Hay ventajas y desventajas para ambos enfoques. El polvo de bicarbonato de sodio es más barato en comparación con las cápsulas pero tiene un sabor horrible, por lo que las cápsulas son una opción atractiva a pesar del coste adicional.

Los problemas intestinales derivados del consumo de bicarbonato pueden ocurrir debido a que grandes cantidades de bicarbonato de sodio provocan que el agua ingrese al tracto intestinal. Como resultado, algunas personas experimentan diversos grados de náuseas, dolor de estómago, vómitos y diarrea, con dosis más altas que pueden causar más problemas. Sin embargo, este estudio de 2011 arrojó algo de luz sobre los protocolos más efectivos para la carga de bicarbonato, para maximizar los beneficios y minimizar los efectos secundarios.

El estudio comparó ocho métodos diferentes de carga de bicarbonato. Mostró que las cápsulas o el polvo deben tomarse unas tres horas antes de la competición y consumirse con abundante agua (alrededor de 7 ml por kilogramo de peso corporal, o 490 ml para un ciclista de 70 kg). Tomar una comida o refrigerio al mismo tiempo también reduce los efectos secundarios.

TEMPORIZACIÓN

El momento de la carga de bicarbonato también es importante cuando se trata de rendimiento. La visión tradicional ha sido que el efecto máximo sobre el pH de la sangre ocurre entre 2 y 3 horas después del consumo, por lo que tomar bicarbonato 2 o 3 horas antes de una sesión de entrenamiento o competición logrará el máximo beneficio para el rendimiento. Sin embargo, una nueva investigación publicada en marzo de 2016 sugiere que hay una diferencia significativa entre los individuos en el tiempo que tarda el bicarbonato en alcanzar un pico en la sangre, que varía entre 75 y 180 minutos después del consumo. Los autores también sugirieron que otros factores como la cantidad y el momento de la comida también pueden ser importantes.

Han sugerido que en el deporte de élite, los atletas deben probar el protocolo de su día de carrera de antemano en el laboratorio, siguiendo su cronograma habitual de carreras (incluidas las comidas en las horas previas) y medir el pH y el bicarbonato de sangre para determinar la mejor momento para ellos.

Finalmente, ¿qué hay de combinar el bicarbonato de sodio con otros suplementos como la beta-alanina (otro tipo de suplemento que amortigua la acidez, esta vez en el músculo mismo) o la cafeína? En la actualidad, existen varios estudios que analizan la combinación de la carga de bicarbonato con estos suplementos; casi ninguno de ellos muestra beneficio alguno al combinar suplementos en comparación con ninguno de los suplementos por sí solo.

6 maneras de sabotear tu propio éxito en las carreras

6 maneras de sabotear tu propio éxito en las carreras

Si pudieras mejorar tus resultados en carrera sin tener que comprar material nuevo o entrenar más… ¿por dónde empezarías? Debes considerar tu preparación mental para tener éxito en las carreras.

Las actitudes, creencias y mentalidad que adoptas durante una carrera dictan tu éxito en el desempeño. El primer paso para mejorar tu preparación mental para las carreras es comprender cómo puedes sabotear tu éxito con la duda, las altas expectativas, el perfeccionismo y otros obstáculos mentales.

Aquí tienes los seis errores más costosos para tus carreras.

1. TENER EXPECTATIVAS ESTRICTAS SOBRE TU RENDIMIENTO

A pesar de lo que puedas haber escuchado acerca de las expectativas positivas, el mantenimiento de altas expectativas de resultados puede limitar tu éxito en las carreras. ¿Por qué las altas expectativas te limitan? Si no logras tus expectativas previas a la carrera, durante la competición empezarás a dudar de ti mismo.

Además, las expectativas suelen ser sobre los resultados, tales como lograr una estadística personal, posición alta o ganar. Los ciclistasjuzgan su desempeño en cada disciplina en base a sus expectativas. En la mayoría de los casos, las expectativas hacen que los competidores se enfoquen en los resultados y sientan más presión para desempeñarse en su apogeo, lo que puede convertirse en ansiedad o preocupación antes de la carrera.

2. SALIR DE LA AUTO-CONFIANZA HACIA LA OPORTUNIDAD

La confianza en tí mismo es el mejor amigo de un ciclista. Si tienes un alto nivel de creencia en tu capacidad, es difícil sentirte ansioso. Desafortunadamente, muchos competidores dejan su confianza al azar. Esto significa que no toman la plena responsabilidad de sentirse seguros al comienzo de la carrera.

¿Esperas para sentirte confiado en tus habilidades sólo cuando tienes un buen comienzo a la carrera? Si es así, estás dejando la confianza al azar o a los resultados inmediatos.

¿No estás seguro de cual será tu rendimiento antes de una carrera? ¿Dudas de tu habilidad para terminar fuerte? Tu principal objetivo es ser proactivo con tu confianza antes de la carrera. Debes alimentar tu confianza -como el combustible de tu cuerpo- antes del comienzo, no reaccionar a lo que está sucediendo a principios de la carrera.

3. PREOCUPARTE DEMASIADO SOBRE EL RESULTADO

Tu preocupación antes de la carrera, la ansiedad o la tensión puede provenir de varias fuentes dependiendo de tu disposición única. La mayoría de los ciclistas se preocupan demasiado por los resultados, por cometer errores durante una carrera o cuando piensan cómo deben terminar en comparación con otras personas.

El miedo al fracaso es la principal razón por la que los ciclistas no se desempeñan tan bien en las carreras como en el entrenamiento diario. La mayoría de las veces, el miedo al fracaso tiene sus raíces en dos áreas:

la aprobación social o preocuparte por lo que piensan los demás
el síndrome de recompensas o preocuparte de que todo el trabajo duro que haces para tener éxito podría no ser rentable
Debes entender tu miedo subyacente para que puedas superar esta forma de auto-sabotaje.

4. MALINTERPRETAR LOS NERVIOS PREVIOS A LA CARRERA

Cada ciclista experimenta nervios antes de la carrera. Estos son los sentimientos de emoción antes del comienzo de una carrera. Sin embargo, algunos ciclistas convierten los nervios previos a la carrera en ansiedad de rendimiento. Y la ansiedad por el desempeño te retrasará porque no puedes confiar en tu plan o habilidades.

Los nervios previos a la carrera son una parte natural de tu proceso de competición, pero la ansiedad previa a la carrera hará que entres en un estado de tensión, te preocupes de tu rendimiento y en última instancia no puedas desplegar toda tu capacidad.

Los ciclistas experimentados dan la bienvenida a los nervios previos a la carrera. Los nervios positivos ayudan a inculcar un nivel óptimo de activación o excitación mental, lo que puede aumentar tu concentración. Tu habilidad para aceptar los nervios antes de la carrera es fundamental para tener un buen comienzo y un rendimiento consistente. Muchos ciclistas interpretan el nerviosismo antes de la carrera como ansiedad, lo que los hace sentirse estresados o ansiosos y, por lo tanto, centrarse en las señales de rendimiento equivocadas.

5. PREOCUPARTE DEMASIADO SOBRE LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS

Para muchos ciclistas, una gran fuente de preocupación antes de la carrera por el rendimiento proviene de la aprobación social o la necesidad de que otros “aprueben” su desempeño. Si éste es tu caso, puedes sentir la necesidad de ser admirado, aceptado, respetado, o gustado por compañeros competidores, compañeros de equipo o entrenadores.

Esto lleva a muchos ciclistas a preocuparse por el desempeño pobre y evitar los errores porque piensan que el resultado influye en lo que otros piensan sobre ellos.

Por lo tanto, si anhelas la aprobación de otros, como compañeros de equipo o competidores, es más probable que te vuelvas ansioso o tengas miedo de fracasar en la competición. Tu necesidad de aprobación de otros apoya tu miedo al fracaso. Los ciclistas que necesitan la aprobación de otros para sentirse seguros de sus habilidades son propensos a la ansiedad antes de la carrera.

6. ESFORZARTE POR RENDIR A LA PERFECCIÓN

El perfeccionismo puede ser una desventaja para los ciclistas. El perfeccionismo realmente puede ralentizarte durante la competición. Por ejemplo, los ciclistas perfeccionistas tienen expectativas increíblemente altas sobre su rendimiento. También carecen de confianza en la competición. Sin embargo, el perfeccionismo te puede ayudar con la práctica a que estés mejor orientados hacia los objetivos, comprometidos y te esfuerces por mejorar tus habilidades.

¿Cómo intentar ser perfecto te frena durante las carreras?

Cuando los perfeccionistas intentan actuar perfectamente, se frustran fácilmente con los errores y, a menudo, se quedan atrapados en una “mentalidad de entrenamiento” cuando se presentan en carreras. Ninguna de estas características es ideal para interiorizarla antes de una carrera.

(fuente: Dr. Patrick Cohn)