(Video) Ciclistas corren peligro para transitar en las calles
▶ Play

Finalmente está la zona de Limón, entre Guápiles y Ticabán (Pococí), donde normalmente se realizan carreras de ciclismo. Otras alternativas son en Puerto Viejo de Sarapiquí y entre Limón y Puerto Viejo de Talamanca.

Sin salir a las calles, hay dos opciones más para practicar esta disciplina, siempre tomando en cuenta las metas de cada atleta, las cuales lo guiarán para saber qué le sirve más.

El velódromo ubicado en el Parque de la Paz y el Circuito Grupo Sur en Parque Viva, en La Guácima de Alajuela, representan la oportunidad para practicar de forma segura.

«Recomendamos mucho su uso, lo que pasa es que son circuitos cortos para realizar trabajos específicos», comentó Pendones, de Aconvivir.

Respeto. A la falta de espacios para andar en bicicleta también se une la poca paciencia que existe para compartir la vía, y eso no solo incluye a los ciclistas, también sucede con los peatones.

El respeto parece ser incluso a veces más importante que la infraestructura.

«Lo que no entiendo es por qué la gente se ofusca cuando ve un ciclista, son segundos nada más. Es hasta más fácil adelantar un ciclista que a un carro o una moto. La maniobra de adelantamiento a un ciclista es más segura, más rápida y más fácil de hacer en cualquier lugar», afirma Pendones.

Él y el resto de personas que trabajan con Aconvivir, la cual nació hace diez años, creen que, pese a que todavía falta cultura, se han visto algunos avances en favor del pedalista.

Poco después de que Aconvivir se fundó, consiguieron impulsar el artículo 108 de la Ley de Tránsito, el cual indica que «para adelantar se debe respetar una distancia mínima de un metro cincuenta centímetros (150 cm) entre el vehículo y la bicicleta».

En este punto, es importante señalar que para dar ese espacio, también hay que tener claras otras reglas.

«La ley es escueta, porque mientras un artículo dice que hay que rebasar la bicis a metro y medio, otro dice que no se puede invadir carril contrario cuando la línea es continúa y amarilla, entonces obviamente sí, en ocasiones sucede que un artículo va en contra del otro cuando un carro quiera adelantar a un ciclista. Para no caer en eso, el carro tiene que esperar hasta que la calle sea más ancha», apunta David Góméz, de BiciBus.

Él es conocido entre organizaciones de este tipo como un experto en cuanto a lo que dice la Ley de Tránsito. Gómez asegura que para una mejor convivencia en la calle es fundamental que todos conozcan sus deberes y derechos al transitar.

«Uno como ciclista tiene que darse a respetar pero también ser consciente que si va haciendo presa, tiene que hacerse a un lado en la medida de sus posibilidades».

Para empezar a entender el papel que juega la bici en el entorno, es importante saber que, según la Ley de Tránsito, es un medio de transporte, por lo que funciona como cualquier otro.

«La bicicleta debería ser igual de importante que un carro, pero en este momento no lo es. La legislación está muy en contra de la bicicleta, por el modelo ‘carrocentrista’ (centrado en el carro) que hemos desarrollado», explica Teo Mezger, de la Organización Movete por tu Ciudad, la cual tiene como objetivo generar conciencia para tener una mejor movilidad en la ciudad, y eso incluye la bicicleta.

En el capítulo V de la ley se señalan obligaciones de los ciclistas (ver animación sobre artículo 119) y del gobierno en este tema.

Según el artículo 118, el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) debe crear programas para concientizar a conductores sobre compartir la vía, promover lugares adecuadaos para estacionar bicicletas, incentivar a la ciudadanía para utilizar la bicicleta en zonas de uso exclusivo y habilitar rutas para el desarrollo del ciclismo.

Sin embargo, esto no siempre sucede, e incluso zonas destinadas para las bicicletas, como son el caso de las ciclovías, no son respetadas.

Muchas tienen obstáculos, como postes, y otras son utilizadas como parqueos para automóviles.

Tramo de la ciclovía que pasa por los Tribunales de Justicia.
Tramo de la ciclovía que pasa por los Tribunales de Justicia.

«Las ciclovías funcionarán bien en el momento en que se hagan de forma eficiente, que estén conectadas, que tengan sentido y lleven a puntos de interés, recorridos seguros», afirmó Pendones.

Eso sí, es importante aclarar que estos espacios no funcionan para entrenar y solo son zonas de paso para llegar a un destino.

«Los que entrenamos no podemos usar las ciclovías para eso. En ellas se va a otro ritmo y en ocasiones también hay personas caminando», comentó Bonilla.

Recorrido recreativo por la ciclovía en el centro de San José.
Recorrido recreativo por la ciclovía en el centro de San José.
Aprender a andar en bicicleta

Aconvivir, Movete por tu Ciudad y Bicibus tienen diferentes objetivos, pero todas estas organizaciones promueven el uso de la bicicleta como medio de transporte, lo que genera actividad física, menos contaminación y menos presas.

«La bici es más rápida para los trayectos, más divertida, no genera estrés, más bien lo libera. La bicicleta es deporte, si para llegar a mi casa hago una hora al día ya es parte del deporte. Además es sumamente barato», comenta Teo Mezger, de Movete por tu Ciudad.

Pero para manejar este medio de transporte se deben entender las responsabilidades adquiridas al utilizarlo.

«En ciclismo hay un montón de códigos y cosas que se aplican que ya son como cultura del ciclismo de ruta o montaña, entonces en Bicibus tomamos esas ideas y las ponemos en una especie de servicio de asesoría técnica y servicio de acompañamiento», explica David Gómez.

Para realizar esta tarea, Bicibus se ofrece talleres gratuitos para aprender a manejar en la ciudad.

Según Gómez, esto le ayudará a los pedalistas a conocer la ley, saber reglas básicas de los ciclistas y andar en bicicleta con seguridad y eficiencia.